muere directivo sindical de Arauca por covid-19

La fuerza que lo caracterizó como un hombre llanero, fue el bastión que lo mantuvo lidiando contra un virus que sorpresivamente llegó para arrebatarnos la vida de los seres que nos negamos a perder.

Hoy, la Unión Sindical Obrera Subdirectiva Arauca se siente agobiada por tan irreparable pérdida, pues se ha ido uno de los hombres que entregó su vida por defender la lucha sindical y social, un hombre que durante más de treinta años fue un obrero, un abogado, un líder que con entrega y pasión, defendió siempre las causas de los oprimidos, siempre buscando equidad, anhelando una sociedad con oportunidades justas para todos.

Será difícil aceptar que nuestro compañero ya no estará para atender las consultas de los trabajadores, que su conocimiento y experiencia ya no hará parte de las largas discusiones con las empresas, que no estará presente en los encuentros con los compañeros para recopilar información y buscar mecanismos de reclamación de los derechos laborales.

Pero precisamente esa entrega incondicional, que fue fundamental desde los inicios de Sintraoxy, hoy USO Subdirectiva Arauca, es el mayor legado que deja a las generaciones que lo siguieron y que recibieron siempre con cariño sus enseñanzas y motivación, saberes que transmitió siempre como un hombre íntegro, convencido de la lucha social y sindical.

Su compromiso y amor por el trabajo transcendió a todo el país, liderando desde la junta nacional de la USO su labor, su ideal de una política petrolera que defendió con grandes argumentos y debates. Una misión en la que combinó el cariño por Arauca, y que trasladó a cada departamento que visitaba para acompañar el trabajo digno en la búsqueda de una sociedad justa y en paz.

El compañero Oscar falleció a sus 55 años en la ciudad de Barranquilla, a donde días atrás fue trasladado para recibir atención especializada debido a las complicaciones que en su salud sufría como consecuencia del Covid. Sus cenizas se unirán a la tierra que amó toda su vida, tierras araucanas que hoy lo despiden con el consuelo de hallar en su memoria la imagen ejemplar de un hombre que dejó en cada uno una huella imborrable.

A su esposa, Omaira Parales, a sus hijos Luis Miguel, Marcel Sebastián, y Óscar Alejandro, nuestro sentimiento infinito de agradecimiento por amar y apoyar a nuestro compañero hasta el último suspiro. Su labor, guiará siempre el trabajo que desde el sindicato se realiza por defender los derechos laborales.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.