La trazabilidad, una tarea importante para la cadena cárnica bovina

Para garantizar la calidad de la carne es importante conocer la trazabilidad del ganado, verificar su origen, cría, levante, ceba, movilización, sacrificio y comercialización.

La base de la trazabilidad es la identificación de los animales y en tal sentido el ICA trabaja con los ganaderos, en programas de caracterización de los animales con el fin de velar por la sanidad pecuaria.

Uno de estos casos es el de la ganadera Magaly Gómez, propietaria de la Finca Chimichagua, en Tame (Arauca), que se distingue en la región por su liderazgo en los temas de identificación y trazabilidad del ganado.

Según una nota del programa Vistazo Agropecuario, ella retomó la finca por herencia luego de la muerte de los padres. Cuando asumió tenía poca experiencia porque la crianza fue distinta, alejada de las labores del campo.

A través del tiempo han tenido un cambio grande primero fue la muerte de los padres en la época de la violencia en 2002 pero el lado positivo fue que le enseñó a querer más la ganadería y el municipio. (Lea: Este es el norte que marcará la nueva plataforma de trazabilidad)

Hace 20 años su meta era otra: dedicarse a la administración en una oficina ya que había trabajado en la Gobernación de Arauca apoyando a otras personas a hacer empresa y jamás pensó que sería una ganadera, según relató.

En esa época la finca estaba dedicada a hacer todo el proceso, había algo de cría aunque fundamentalmente era el levante y ceba del ganado. Sin embargo, desde 2016 cambiaron totalmente y se enfocaron más en la cría.

Actualmente venden machos destetos de siete meses y con un peso promedio de 220 kilos y algunos se quedan para reproductores porque también venden reproductores comerciales

“Para nosotros el plan sanitario es muy importante, los acompañamientos profesionales que tenemos desde diferentes instituciones son básicos. Somos muy juiciosos en la vacunación y el ICA siempre nos ha estado acompañando”, señaló.

 

La trazabilidad ha sido clave y por eso acuden al ICA para que les den las chapetas para sus animales ya que eso les permite realizar un seguimiento minucioso a cada animal. (Lea: Sin trazabilidad Colombia no podrá mantener una exportación sostenible)

Aunque se encuentra al frente del negocio no está detrás de los animales sino que se dedica más a la parte administrativa por lo que las chapetas son una buena forma de control, indicó.

A futuro es mucho más rápido hacer un inventario si se puede pasar un lector por las chapetas y es mucho más práctico. Además, facilita el hacer la trazabilidad en los sistemas y que cualquier persona a la que le vendan un animal pueda entrar al sistema y ver toda la información que está allí guardada.

Por su parte, Julio César García Rozo, MVZ del ICA en Arauca encargado de la coordinación epidemiológica regional, manifestó que la forma de llegar a los predios para realizar la identificación es por solicitud del propietario que quiere hacer este proceso para poder llevar una trazabilidad.

Para realizar esta labor el ICA cuenta con el personal calificado para ello y así evitar el maltrato animal. “Al realizar una buena aplicación estamos evitando contratiempos en el momento de engusanar o de alguna dificultad que se pueda tener con los animales”, dijo.

Por su parte la gerente del ICA seccional Arauca, Narda Martínez, manifestó que por estar Arauca ubicada en zona de frontera se requiere tener identificado todo el hato ganadero que es de alrededor de 1,2 millones de cabezas. (Lea: Esta es la propuesta de IdentifICA para aumentar trazabilidad bovina)

“La finca Chimichagua es un referente en el tema de identificación de los bovinos ya que ha llevado la delantera y ha mostrado las bondades a los demás ganaderos de tener identificado su hato”, indicó.

El beneficio es que tienen un inventario certero lo cual les facilita las negociaciones, tomar decisiones y en general es una herramienta valiosa para diversas actividades.

En esta finca acuden al ICA para la identificación cada que hay un lote de nacimientos, después de los dos meses y medio y esto sucede casi todos los meses entre febrero y junio porque es la época del año en que se tienen programados los partos, explicó la propietaria.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.