Arauca completamente desprotegida en materia de seguridad

Ese es el sentir de la ciudadanía en general. Lo evidencian ante el secuestro registrado el pasado sábado teniendo en cuenta que desde las goteras del municipio capital, integrante del grupo armado disidentes terminaron secuestrando al profesional, Eider Armando Colina Ruiz, Tesorero de la gobernación adscrito a la Secretaría de Hacienda, como el ganadero, Miguel Orlando Guerrero Parales, quien horas más tarde fue liberado.

Las denuncias han sido dadas a conocer por la comunidad, quienes precisan que el Centro de Atención Inmediata CAI del sector de Caño Jesús está es de adorno. Los uniformados asignados a las horas de turno viven y laboran atrincherados por el temor a un atentado por los grupos subversivos, allí no hay control de nada, ni de personal, vehicular, como de mercancías y lo que ingresa y sale de la ciudad capital.

Además se señala, que el secuestro del profesional araucano ocurrido el fin de semana se hubiera podido evitar si existieran o no se hubieran levantado los puestos de control del sector de Caño Jesús, la vía al corregimiento El Caracol, Corocoro y La Antioqueña, que fue por donde los subversivos disidentes tomaron con el vehículo con los plagiados para llegar hasta Todos los Santos donde abandonaron el automotor e internarse a territorio venezolano.

Los araucanos dicen sentirse aún más inseguros con lo que viene pasando en la línea fronteriza, con el río Arauca, que es otra de las debilidades en materia de inseguridad que tiene el municipio de Arauca. Es más que evidente los negocios oscuros y el tráfico que se mueve a través de este afluente binacional que fortalecen a los grupos al margen de la ley.

No nos falta nada, dicen los denunciantes que nos ocurra en Arauca lo que hacen los actores armados que llegan a determinaron sitios, en motocicletas y en vehículos actúan y secuestran a sus víctimas sacándolas de sus propias residencias, sitios de trabajo y comerciales ante la inoperancia de una fuerza pública que vive atrincherada en sus guarniciones militares y de policía, que cuando sale es a pedir papeles de conductores y vehículos, generando un rechazo hacia el personal y las instituciones por el no cumplimiento de su deber constitucional.

La gente del común quiere ver a sus autoridades, ejército, policía en las calles, en el cumplimiento de su deber, teniendo esa cercanía con la comunidad que se ha perdido, por la poca efectividad para hacerle frente a los brotes de delincuencia marcados, así como contra las organizaciones al margen de la ley que continúan secuestrando, asesinando, amedrantando y extorsionando a los araucanos de viene.

 

Noticia tomada de lavozdelcinaruco.com

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.