Ecopetrol despliega 80 empleados para atender derrame de crudo tras atentado

La compañía estatal colombiana Ecopetrol desplegó hoy en el departamento de Boyacá (centro) a más de 80 de sus funcionarios para atender un derrame de crudo tras un atentado que se produjo ayer contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los más importantes del país.

“Con más de 80 personas, la instalación de cuatro puntos de control y la protección de las bocatomas de los acueductos de Arauquita y Arauca, avanza la atención de la emergencia provocada por un atentado en el municipio de Cubará, Boyacá”, indicó la empresa en un comunicado.

Ecopetrol informó ayer de que, después de que desconocidos atentaran contra el oleoducto Cañó Limón-Coveñas, se produjo el vertido de crudo en “un caño seco y posteriormente en la quebrada La Gaitana y en los ríos Róyota y Arauca”.

Ante esta situación, la compañía activó un plan de contingencia que contempla la protección de la bocatoma del acueducto de Arauca, la capital del departamento que lleva el mismo nombre y que está ubicado en la frontera con Venezuela.

“Alrededor de 55 unidades de barreras mecánicas que corresponde a 825 metros lineales son utilizadas en los puntos de control y protección de las dos bocatomas. Asimismo, se realiza monitoreo y control de las posibles trazas de producto que puedan llegar al sitio de captación del acueducto del municipio de Arauquita”, precisó la compañía.

El pasado 12 de noviembre otro ataque contra el Caño Limón-Coveñas en el departamento de Arauca generó un derrame de crudo que afectó al menos tres acueductos rurales.

Dos días antes se produjo un hecho similar en la aldea Cedeño, de Norte de Santander (noreste), que se atribuyó a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El 8 de noviembre, desconocidos también atentaron contra el oleoducto en zona rural del departamento de Boyacá (centro), lo que provocó el incendio en un bosque cercano.

Según Ecopetrol, en lo que va de 2018 se han registrado 84 ataques contra el Caño Limón-Coveñas, de los cuales 66 ocurrieron en Norte de Santander, 12 en Arauca y seis en Boyacá.

En 2017, el ELN perpetró 62 atentados contra el Caño Limón-Coveñas que tuvieron como consecuencia más de 20.000 barriles de crudo derramados, según datos difundidos por la Procuraduría General de la Nación en marzo pasado.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.