Pavoroso dolor de madre: viajó de lejos para ver a su hijo tras 20 años, pero en la morgue

La señora Marina Peña llegó resignada desde Saravena, Arauca, hasta Bogotá, para sepultar a su hijo mayor. Ella desde hace 20 años no lo veía y se enteró de que acabaron con su vida de una puñalada en el corazón, bajo circunstancias desconocidas, el pasado viernes 31 de agosto.

Olivardo Quiroga Peña era un hombre de 44 años a quien desde hace dos décadas ya su familia lo había dado por muerto, pues sabían del estado de mendicidad al cual ya había caído. Antes de ello, era un hombre que vendía pescado en Cúcuta, y también le hacía a las labores de construcción y de reciclador, actividad en la cual se emplea actualmente su progenitora y dos de sus tres hermanas.

“Primero cayó en el Alcohol, eso lo conllevó a su perdición” así se lamentó la señora Marina, quien apesadumbrada, fue hacía el barrio Manuela Beltrán, a donde había pasado los últimos años su hijo deambulando las calles, y en donde aconsejaba a los jóvenes para que no cayeran en las drogas, tal y como le había sucedido a él, situación que lo llevó a la perdición.

El hombre, pese a su condición, se había ganado el afecto de los demás habitantes del sector ya que en vez de ser un individuo desagradable, trataba de ganarse la simpatía de sus vecinos. Así agregó  la señora Marina, quien se rehúsa a dejar que la memoria de su hijo quede impune porque “podría ser habitante de calle, más no era un ser indeseable. Mucho menos desechable”

Los hechos con respecto a la muerte de Olivardo son confusos, y nadie en el barrio tiene idea de lo que pudo haber pasado, ya que dicen que nunca vieron que tuviera conflictos con ninguno y por lo mismo todo el mundo le tenía alta estima.  Esperando que este hecho se pueda resolver, los habitantes del Barrio Manuela Beltrán permanecen a la expectativa, y se han solidarizado con la madre de la víctima.

 

fuente por EXTRA Bogotá

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.