sábado, abril 20, 2024
InicioAraucaEjército en el departamento construye casa para adulto mayor en Arauca.

Ejército en el departamento construye casa para adulto mayor en Arauca.

Manuel, de 90 años, vivía desde hace 20 completamente solo, sin rastro de sus hijos ni del resto de su familia.

El sentimiento de soledad es una vivencia desfavorable en la cotidianidad de un individuo, debido a que en dicho escenario se presentan múltiples realidades que tocan a fondo la parte sensible de una persona, ya sea en el ámbito familiar o social; La soledad también es tan amarga que nos dejamos arrastrar por ella, y en muchas ocasiones, no la podemos asimilar…

Es aquí donde empieza la historia de uno de esos  valientes hombres que decidió portar el camuflado con honor para ayudar a los demás; un suboficial del Ejército Nacional que llegó al Batallón Especial Energético Vial n.° 16 Lanceros del Pantano de Vargas, de la Décima Octava Brigada que cuenta con una base militar ubicada en la vereda Selvas de Lipa del municipio de Arauca, Arauca, desde donde se encarga de realizar las  labores de acción integral y desarrollo, una de las líneas estratégicas denominada Plan Horus, para la consolidación del territorio.

Se trata del Sargento Segundo Luis Felipe Ramón, quien no sólo desempeña labores propias de su misión como soldado de Colombia enmarcado en lo constitucional, sino que propende por el desarrollo social y el bienestar de las comunidades menos favorecidas. Él, permitió con el apoyo de sus Comandantes Militares y luego de realizar diferentes gestiones en diferentes zonas del país, construir una vivienda digna para un adulto mayor que se encontraba en estado de abandono total y habitaba en una choza de palma que a simple vista denotaba precarias condiciones, se divisaban horcones de palo que estaban a punto de colapsar y un techo que en cualquier momento el viento podría derrumbar.

Tras indagar con la población del sector, Ramón descubrió que ese hombre de unos 90 años de edad llamado Manuel, vivía desde hace 20 años completamente solo, sin rastro de sus hijos ni del resto de su familia, situación que lo conmovió y de inmediato lo inquietó, al punto de acercarse al adulto mayor para ayudarlo, mejorando sus condiciones de vida y por supuesto cambiando esa mirada opaca por una sonrisa.

Un año después de visitas constantes, ayudas humanitarias para lograr satisfacer algunas de las necesidades básicas de don Manuel y de tocar cientos de puertas, el anciano logró vivir el mejor día de su vida.

Los soldados Horus, llegaron hasta su lugar de residencia con tejas de zinc, puntillas, cemento y demás materiales que permitieron iniciar la obra que dignificaría la vida de Manuel, y, con la ayuda de los demás habitantes de la vereda, lograron entregarla.

Esta acción de buen corazón que contó con el liderazgo del Ejército Nacional y la cooperación de fundaciones, que además llamó a la solidaridad y compromiso de la comunidad en general, no sólo permitió llevar alegría y esperanza a un ser humano, sino que fortaleció el lazo de amistad entre la Fuerza Pública y las poblaciones que cada vez demuestran más su respaldo, admiración y respeto por la Institución que sigue siendo catalogada como la más queridas por los colombianos.

“No fue fácil, tuvimos que lidiar con muchas negativas, a veces me llenaba de tristeza al pensar que quizás no podría lograr mi objetivo de ayudar a ese tierno ser lleno de arrugas en su rostro quien me veía como un padre ve a su hijo, pero lo hicimos, eso me hace feliz, por eso me siento orgulloso de pertenecer  a mi Ejército Nacional, porque me permite llegar a sitios lejanos para hacer lo que más me gusta… ayudar a los demás” mencionó al cumplir su propósito Felipe Ramón, un héroe  multimisión  con sentido social.

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Recientes