Niños perdidos en selva de Guaviare: Abuela asegura que animal salvaje los desorienta

La búsqueda de los niños en el Guaviare continua durante día y noche. Después de 19 días en los que se han encontrado algunas pruebas de supervivencia, aún sigue la esperanza de hallar sanos y salvos a los 4 menores se transportaban en la avioneta que desapareció el pasado 1 de mayo en las selvas del Caquetá y San José del Guaviare.

Los menores pertenecen a la comunidad indígena huitoto y son Lesly Mucutuy (13 años), Soleiny Mucutuy (nueve años), Tien Noriel Ronoque Mucutuy (cuatro años) y Cristin Neriman Ranoque Mucutuy (11 meses).

Este 18 de mayo, se dio a conocer, según RCN, información que llenó de esperanza y emoción a todos los colombianos. Unas huellas frescas en medio de la selva confirmarían que los menores estarían con vida y movilizándose a lo largo de la zona.

Por este motivo, un centenar de hombres siguen haciendo un barrido dentro de la selva para poder hallar algún indicio que los lleve a los niños. Fue así, que el Ejército decidió llevar más hombres para que ayuden con la búsqueda de los menores.

Se potencia la búsqueda

“50 Comandos más, altamente capacitados y entrenados, llegaron al Guaviare desde Antioquia para sumarse a las labores, mientras en la espesa selva con megáfonos y otros elementos, hombro a hombro, junto a los organismos de socorro la búsqueda no cesa”, dijo la cuenta de Twitter de las Fuerzas Militares de Colombia.

En diálogo con RCN Radio, María Fátima Valencia, abuela de los niños desaparecidos, agradeció el apoyo de todas las personas que están vinculadas en la operación de rescate de los menores, pero dijo sentir preocupación por el paradero de sus nietos. “Ya yo me siento muy preocupada, ojalá si Dios quiere, que hoy aparezcan”, expresó.

De igual forma, expresó que hay algo que los está haciendo moverse entre la selva, posiblemente un animal del monte. “Ese animal es un duende que los está transportando y dando vueltas, eso me tiene muy preocupada”.

Por ahora, se espera que con la ayuda de los 50 comandos del Ejército se logre localizar a los niños entre la densa selva del Guaviare.