Tras 16 años, entregan a familiares cuerpo de joven desaparecido en Arauca

Pasaron un poco más de 193 meses, en total 16 años para que la familia de Miguel (la identidad se reserva por solicitud de la familia), pudiera encontrarlo, luego de haber desaparecido sin dejar rastro en Arauca, en medio de los años más difíciles del conflicto en ese departamento del oriente colombiano.

Durante una ceremonia íntima la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (Ubpd), se realizó la entrega digna de los restos de la víctima de desaparición forzada a sus familiares, que nunca dejaron de buscar, de preguntar y de investigar qué ocurrió con él.

Según se logró establecer, en el año 2006 fue inhumado en un cementerio ubicado en una vereda de Arauca, en esa época varios grupos armados delinquían en la región que ha vivido en medio de la violencia.

“Lo que más hicimos fue tocar puertas, aquí y allá, buscando y preguntando, quedándonos muchas veces con preguntas y sin respuestas pero ya, gracias a Dios, lo tenemos cerca y vamos a tener un lugar a dónde ir y saber que es él quien está allí”, dijo uno de sus hermanos.

En el acto también participó la Asociación de Familias de Personas Desaparecidas por la Defensa de la Vida, los Derechos Humanos, la Convivencia y la Reconciliación (Asofavida), que fue fundamental en la búsqueda de Miguel, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Miguel tenía 21 años cuando fue desaparecido, con ocasión del conflicto armado; sin embargo, su familia lo recuerda como un joven lleno de sueños, que le gustaba trabajar, tenía mucha imaginación era creativo, construía sus propios juguetes con los tarros de la leche en polvo.

También disfrutaba cantar y bailar además era divertido, según la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas.

«Solía decir que sin arroz no había cena y acostumbraba a ponerles apodos a sus hermanas y hermanos. Reía y hacía chistes con frecuencia, le gustaba ir al río, subirse a los árboles a comer guamas y mangos y hacer carreras en bicicleta con su familia y amigos», señalaron.

Los familiares de Miguel se agremiaron en Asofavida en 2019 y posteriormente esa organización entregó información valiosa a la Unidad de Búsqueda con la que fortaleció la investigación del Plan Regional de Búsqueda del Sarare.

El 29 de julio de 2021 se recuperaron los restos y se entregaron a Medicina Legal, que logró la identificación con base en las muestras biológicas de los familiares.

“Esta entrega digna tiene un significado y unos sentimientos encontrados porque estamos en un momento muy gratificante, reconfortante para nuestra familia, por recibir a nuestro ser querido que estuvimos buscando por tantos años, pero, al mismo tiempo, tristes por las circunstancias en que lo tenemos”, uno de los familiares de Miguel.

Cabe recordar que, el Plan Regional del Sarare comprende tres departamentos: Arauca (Saravena, Fortul, Arauquita y Tame; Boyacá en el municipio de Cubará y en Norte de Santander, los corregimientos de Samoré y Gibraltar del municipio de Toledo.

De acuerdo con la Ubdp, dicho plan representa un total de 1.079 personas desaparecidas que están distribuidas en Arauquita 389 y Fortul, con 215.

Luego de 16 años la familia de Miguel empezará el duelo aplazado por el silencio del Estado. “Mi mensaje a otros familiares es que se aferren a Dios, que es quien da la fortaleza de seguir adelante y seguir en la lucha sin desfallecer.

A Asofavida le digo que somos una sola familia, que nos han acompañado y nos ayudado y que se unieron a nosotros en esta lucha, con el sentido de pertenencia de una misma y sola familia”, uno de los familiares que impulsó la búsqueda de Miguel.

 

FUENTE rcnradio.com

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.