Esposa del fiscal paraguayo Marcelo Pecci narra cómo fue el asesinato

“Me siento bendecida y con ganas de vivir esta felicidad con intensidad, confiando que juntos todo va a ser posible”.

Esas fueron las palabras que escribió la periodista paraguaya Claudia Aguilera hace cuatro días en su cuenta de Instagram para compartir con sus seguidores su matrimonio del pasado 30 de abril con Marcelo Pecci, un importante fiscal de ese país.

En la grabación se les ve felices y emocionados durante la ceremonia, que se llevó a cabo en la iglesia San José de Asunción. Celebraron junto a los suyos en un salón de corte clásico del Gran Hotel del Paraguay. “Fue amor a primera vista, creo que sí”, le dijo Aguilera al programa paraguayo ‘Las Chicas’ hace poco.

La pareja planeó su luna de miel y el destino elegido fue Cartagena, en Colombia. A la Ciudad Amurallada llegaron el pasado 4 de mayo.

“Hermosa y vivaz Cartagena”, escribió Claudia en una publicación. La pareja de recién casados aparece en lugares emblemáticos de la ciudad: el barrio Getsemaní, las calles del centro histórico y el Castillo de San Felipe de Barajas.

Claudia y Marcelo se hospedaron en el hotel Decameron de la isla de Barú. Allí, sin saberlo, compartieron este lunes su último atardecer juntos.

“El último atardecer en Barú, pero tendremos millones más juntos”, escribió la periodista en una publicación que hoy representa una lamentable coincidencia: Marcelo Pecci, el fiscal contra el crimen organizado de Paraguay, fue asesinado en mitad de una playa.
El crimen
La historia de amor de estos dos paraguayos, que inició el año pasado por temas laborales, fue marcada este martes por la tragedia. Entre sollozos, Claudia le narró a EL TIEMPO los momentos de angustia que vivió esta mañana al ser testigo, en primera línea, del asesinato de su esposo.

“El día inició con tranquilidad y decidimos ir a la playa después de desayunar. La vista es hermosa y es nuestra luna de miel”, contó la periodista, quien agregó que, en la playa, “dos hombres atacaron a Marcelo”.

Según el testimonio de Claudia, todo pasó muy rápido. Hacia las 10:30 a.m.

los criminales “venían en una pequeña embarcación, o un un jet sky, la verdad no lo vi bien”. En ese momento, relató, “uno de los hombres se bajó y sin mediar palabra le disparó dos veces a Marcelo. Un impacto lo recibió en la cara y otro en la espalda”.

De inmediato, el sicario se subió a la “embarcación” y huyó del lugar en compañía de su cómplice. Entre tanto, varias personas intentaban auxiliar al fiscal, quien para ese momento ya estaba muerto.

Claudia, quien salió ilesa del atentado, le dijo a este diario que se sentían tranquilos, por lo que estaban sin seguridad (escoltas). “No teníamos amenazas”, aseguró.

Por su parte, las autoridades colombianas señalaron que “no se tenía conocimiento sobre la presencia del fiscal paraguayo en Colombia y por su cargo era una de las personas más protegidas de Paraguay”.

‘El testimonio más lindo de amor’
Una tragedia. Esa es la palabra que se repite entre quienes comentan este caso. Y no es para menos. Para esta pareja, Cartagena no solo era el primer destino que visitarían ya casados y donde celebrarían su luna de miel, también era el lugar para anunciar su ilusión más esperada.

Claudia, minutos antes del crimen, compartió en su cuenta de Instagram que estaban esperando su primer bebé: “El mejor regalo de boda es… la vida acercándote al testimonio más lindo de amor”, escribió. En la foto la pareja se abraza y en primer plano aparecen unos pequeños zapatos rojos.

Ambos querían formar una familia. En entrevista con medios locales, la periodista comentó en distintas ocasiones que estaban emocionados y felices. “Valoramos que sin dudar decidimos pasar la vida juntos”, le dijo al medio local ‘Hoy’.

En otra entrevista relató: “Nos conocíamos desde hace tiempo por el trabajo que hacemos. Estábamos en contacto por temas laborales y lueg…

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.