jueves, abril 18, 2024
InicioAraucaSe debe controlar a los grupos armados ilegales en la frontera con...

Se debe controlar a los grupos armados ilegales en la frontera con Venezuela

“Los residentes de Arauca y Apure viven aterrorizados, mientras los grupos armados imponen sus propias reglas, reclutan niños, amenazan a residentes y castigan a quienes desobedecen, incluso con la muerte o con meses de trabajo forzado”.

En una cruda afirmación hecha recientemente, la ONG Internacional Humans Right Watch aseguró que en Arauca, Colombia, y Apure, Venezuela, los grupos armados controlan la vida de la población, aunque, al conocer su informe lo que parece es que controlan el terror y la muerte de los habitantes de esta vasta zona limítrofe entre las dos Repúblicas.

En palabras de la misma HRW, “Los residentes de Arauca y Apure viven aterrorizados, mientras los grupos armados imponen sus propias reglas, reclutan niños, amenazan a residentes y castigan a quienes desobedecen, incluso con la muerte o con meses de trabajo forzado”.

La denuncia compone lo peor de la guerra y lo peor de ese mundo subterráneo de tráfico de drogas y otras expresiones delincuenciales que se juegan sus propios conflictos en medio de miles de ciudadanos indefensos que, precisamente por no formar parte de las confrontaciones, suelen ser las mayores víctimas de toda clase de crímenes.

Esta población, cercada por grupos armados ilegales con nombres de guerrillas pero que hace tiempo dejaron de representar intereses o fines ideológicos y se han entregado de lleno a actividades criminales, es desplazada, secuestrada, extorsionada, violentada de todas las formas y asesinada impunemente, cuando se niegan a participar de los ilícitos que allí se cometen.

“Los grupos operan con una impunidad casi absoluta a ambos lados de la frontera y especialmente en Venezuela actúan en ocasiones con la connivencia de miembros de las fuerzas de seguridad y autoridades locales”, es otra de las afirmaciones del informe de la ONG, que demuestra un alto grado de complicidad de agentes del Estado venezolano con las bandas delincuenciales que se lucran desmedidamente en asocio con los criminales que circulan o se asientan en su territorio.

Es lo que está sucediendo, según HRW, en el estado limítrofe de Apure, lo cual tiene inmediata y profunda repercusión en Arauca.

Todo esto ha producido un reforzamiento del poder de los grupos armados en ambos lados de la frontera, lo que los ha llevado a convertirse en regentes despiadados de los territorios que imponen a sangre y fuego su voluntad.

Para HRW, estas acciones delirantes son achacables al Eln, disidencias de las Farc y algunas bandas delincuenciales que actúan como tales y contribuyen a sembrar el terror y el caos en el territorio.

Una mirada detenida y la acción contundente del Estado en Arauca se hace imprescindible, con el propósito de proteger a la población civil y ejercer soberanía en las siempre complejas y nerviosas franjas de la frontera colombo-venezolana.

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Recientes