Ejecutan a dos jóvenes venezolanos que fueron sorprendidos robando en un negocio de Tibú

Los tres vecinos que hacían el traslado están escondidos, pues temen por sus vidas. Dicen que nada tienen que ver con el doble crimen. Enviaron un video, explicando su situación.
Los tres vecinos que hacían el traslado están escondidos, pues temen por sus vidas. Dicen que nada tienen que ver con el doble crimen. Enviaron un video, explicando su situación.
Los tres vecinos que hacían el traslado están escondidos, pues temen por sus vidas. Dicen que nada tienen que ver con el doble crimen. Enviaron un video, explicando su situación.
Los tres vecinos que hacían el traslado están escondidos, pues temen por sus vidas. Dicen que nada tienen que ver con el doble crimen. Enviaron un video, explicando su situación.

Los muchachos, al parecer menores, fueron atrapados por miembros de la comunidad, que los llevaban por la calle para entregarlos a la policía, cuando se hicieron presentes hombres en motocicleta, fuertemente armados, que se los quitaron para llevarlos a la entrada del pueblo, vía a Tarra, donde los asesinaron, dejando sus cuerpos expuestos, a orilla de la carretera

En Tibú, hay consternación por el asesinato de un adulto y un niño de nacionalidad venezolana, supuestamente a manos de la guerrilla, que se los arrebató a un grupo de vecinos que los sorprendió robando en un negocio de la zona y los llevaban por la calle hasta el puesto de policía para entregarlos, ya que se cansaron de llamar a las autoridades para que fueran al lugar de los hechos, pero los uniformados nunca llegaron.

Los hechos ocurrieron en horas de la mañana del pasado viernes, cuando miembros de la comunidad se activaron debido a que dos sujetos estaban cometiendo un robo en un negocio y rápidamente se trasladaron para evitar que el mismo fuera consumado. Lograron atrapar en el interior del establecimiento a un adulto de 18 años y un menor de 13, ambos de nacionalidad venezolana, a quienes algunos vecinos les propinaron algunos golpes, “para que aprendan” que en ese pueblo no se debe robar.

Sin embargo, las cosas no pasaron de allí y la captura de los dos jóvenes fue grabada por las cámaras de seguridad del negocio. Según lo expresado por los vecinos, en varias oportunidades llamaron a la policía para que fuera a buscar a los presuntos ladrones, pero los uniformados nunca se presentaron. La espera fue larga y, ante ello, optaron por trasladar a los detenidos hasta la sede policial, para hacer entrega formal a las autoridades.

Tres de los vecinos optaron por hacer el traslado. Los muchachos venezolanos (se especula que ambos son menores) tenían las manos amarradas con cinta, para evitar que intentaran escapar. Se observa en un video el momento en que se hace el traslado, caminando por las calles que llevan a la estación de policía. De pronto, aparecieron varios sujetos en motocicleta, fuertemente armados, que pese a los intentos de la comunidad por evitarlo se llevaron a los muchachos, que poco después aparecieron muertos a tiros en la entrada del pueblo, en plena carretera que conduce a Tarra, sector conocido como barrio Lago.

La comunidad se consternó por los hechos y los incidentes que siguieron en el caso.  Se sabe que hace algún tiempo miembros disidentes de las FARC y el ELN pusieron a circular una proclama donde amenazaban de muerte a todo aquel que fuera sorprendido robando en la zona. De hecho, se les atribuye la muerte de varias personas, de quienes se dice estaban implicadas en hechos delictivos, y sus cuerpos dejados en la vía pública, como escarmiento. En este caso, la sorpresa radica en que ahora la policía, que no acudió al llamado para hacerle entrega de los detenidos, acusa a los vecinos que hacían el traslado y les adjudica responsabilidad en la doble ejecución.

Son tres los acusados, precisamente los jóvenes que llevaban a los muchachos por la calle cuando aparecieron los guerrilleros y se los quitaron. Eso está grabado en video por las cámaras de seguridad y se observa a los dos hombres armados, uno de ellos con un buzo rojo y el otro de camiseta negra, que llegan al sitio y a la fuerza se llevan a las víctimas en un par de motocicletas. Uno de los jóvenes que hacía el traslado rogó, imploró por la vida de los dos venezolanos y hasta se ofreció para ocupar su lugar, pero eso fue desestimado por los supuestos asesinos.

La misma comunidad, indignada por lo ocurrido, ha ofrecido una recompensa de cien millones de pesos para quien dé información que permita la identificación y captura de los hombres que ejecutaron a los dos venezolanos y salvar a los tres vecinos, injustamente acusados. En tanto, estos se encuentran en fuga, escondidos. Se dice que sienten miedo porque, por un lado, las autoridades los están buscando para procesarlos penalmente por lo sucedido, y por el otro, temen que la organización criminal que cometió el doble homicidio la emprendería contra ellos y los asesine.

Uno de ellos asegura en un video que intentaron por todos los medios evitar que se llevaran a los muchachos y hasta forcejearon con los motorizados, pero no pudieron hacer nada, debido a que llegaron con armas en mano y los amenazaron. Aclara que ninguno de los tres tuvo que ver con ese doble crimen. Reitera que llamaron en repetidas oportunidades a la Policía de Tibú para que fuera a detener al menor de edad y su cómplice, pero esta no les respondió.

Esta es la situación que se está presentando en esa población fronteriza con Venezuela, donde los hechos de violencia cometidos por grupos irregulares son frecuentes. Los nombres de los dos muchachos asesinados no fueron revelados, pero se dice que ambos son menores de edad. Están en la morgue y se espera que sus familiares se presenten para un reconocimiento y la identificación plena de ambos.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.