las FARC libran una batalla en Apure por el control del territorio

Desde el 10 de agosto, guerrilleros de las disidencias de las FARC se exhibieron abiertamente en El Amparo, estado Apure. Unos días antes, el 3 de agosto, fue asesinado en el río José Leonardo Guerrero Estrada, alias El Mono, jefe de milicias de las disidencias de las FARC.

Ayer, 12 de agosto, hubo tiroteo otra vez en la parroquia El Amparo, entre grupos armados. “Un helicóptero sobrevoló la zona de El Amparo, mientras fuerzas policiales lanzaban luces de bengala”, reveló una fuente de la zona.

Este jueves, cuando las sombras de la noche se acercaban, se originó una fuerte balacera en El Amparo, causando el terror de los habitantes, que ni siquiera pueden atravesar el río en canoa a esa hora porque los grupos armados irregulares tienen impuesto el toque de queda, por lo que después de las 6 de la tarde no hay paso en canoa por el río. El puente que divide a Apure y Arauca es el internacional José Antonio Páez.

Desde el lado colombiano, habitantes de Arauca dieron a conocer que hubo alerta porque el estruendo, entre tiroteo y explosiones, de lo que ocurría en territorio venezolano, “fue aterrador”.

A El Amparo venezolano y el Arauca colombiano solo los divide el río Arauca, que por ser navegable es elemento determinante de control para los grupos armados, sin que las autoridades policiales y militares de ambos países, por la enemistad manifiesta entre los gobiernos de Nicolás Maduro e Iván Duque, impide acciones conjuntas de vigilancia y resguardo de la franja fronteriza.

El desplazamiento de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de unos territorios de Apure hacia otros del mismo estado, pero a todo lo largo de la línea fronteriza, se intensificó después de la guerra que el Ejército venezolano libró, en marzo y abril de este año, en la parroquia Urdaneta del municipio Páez del estado Apure, que dejó 16 integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) muertos y numerosos heridos, entre ellos algunos mutilados.

Hace unos días, las disidencias de las FARC al mando de alias Ferley, quien está en territorio venezolano, y cuyo campamento atacó la Fuerza Armada en marzo, hizo correr un mensaje, a través de WhatsApp, dirigido a los canoeros, donde un individuo que al parecer sería alias El Mocho advierte que atacarán a quienes atraviesen el río Arauca después de las 6 de la tarde, en lo que llamó Plan Pistola.

El Mono

El 3 de agosto fue asesinado José Leonardo Guerrero Estrada alias El Mono del Frente Décimo de las FARC, hecho ocurrido durante un enfrentamiento en la trocha La Marranera, en el río Arauca, que divide a Venezuela y Colombia, a la altura de El Amparo, estado Apure.

La embarcación en la que se desplazaba El Mono fue interceptada por un grupo de hombres fuertemente armados, sin uniforme alguno. El motorista de la embarcación y otros que resultaron heridos se devolvieron a territorio venezolano; posteriormente uno de los heridos llegó sin vida al hospital.

La franja fronteriza a ambos lados del río tiene presencia activa de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), desde hace años. Recientemente alias El Enano fue conformando una banda delictiva que había tomado fuerza en el microtráfico en la frontera, captando jóvenes colombianos y venezolanos, así como disidentes de las FARC y el ELN, a quienes entrenaban para la vigilancia de objetivos, el sicariato, el cobro de vacuna y la venta de droga.

Además, hizo alianza con las organizaciones guerrilleras, para el manejo de acciones delictivas en la zona.

La crisis se generó cuando El Mono creyó que podría hacerse solo del negocio en esa parte de la frontera, aprovechando que las disidencias de las FARC al mando de Gentil Duarte y que en Apure lidera alias Arturo entró en conflicto abierto con el gobierno de Nicolás Maduro, además del enfrentamiento interno con la parte de las FARC llamada la Segunda Marquetalia al mando de Iván Márquez.

“El Enano”, traicionado

Las FARC-Gentil responsabiliza a la banda de Darwin Rafael González Castillo alias El Enano de haber sido la causante del asesinato de alias El Mono Guerrero y eso desencadenó la muerte de una cantidad de personas a lo largo de las riberas del río Arauca, el primero en caer el 4 de agosto fue el hombre que conducía la canoa que transportó a los asesinos del disidente de las FARC.

Las muertes no se detuvieron ahí. Les siguieron los asesinatos de alias Camionero y alias Chupón, mientras que alias Caldera recibió heridas de consideración, pero sobrevivió. Otras personas que murieron o desaparecieron serían víctimas inocentes o colaterales del hecho.

La presión de las disidencias de las FARC, los asesinatos de varios de los responsables con la banda que asesinó a El Mono y las advertencias de los guerrilleros, habría influido para que subalternos de González Castillo alias El Enano decidieran entregarlo a las disidencias de las FARC; en una foto difundida en redes se ve a alias El Enano después de que supuestamente fue entregado a las FARC.

Funcionarios policiales y militares de Colombia están apostados a todo lo largo del otro lado de la frontera para controlar el avance de los sicariatos.

La población fronteriza entra en pánico cada vez que se enfrentan los grupos irregulares y parte de la población se desplaza rápidamente a territorio colombiano, atravesando el río.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.