Venezuela manda más militares a la frontera con Arauca

Este martes 27 de abril, fuentes castrenses venezolanas informaron que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desplegó nuevos efectivos en el estado Apure, fronterizo con Colombia, en donde desde hace más de un mes se vienen desarrollando diversos combates contra grupos que gobierno y asociaciones han identificado como disidentes de la antigua guerrilla de las FARC.

Lejos de destensarse la situación en la frontera entre Venezuela y Colombia, los últimos acontecimientos indican que se siguen produciendo enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y diversos grupos identificados como supuestos disidentes de la antigua guerrilla colombiana de las FARC, que han dejado ya en torno a 6.000 desplazados.

Desde Venezuela no se está aportando demasiada información al respecto, pero este martes 27 de abril fuentes del ejército indicaron que hasta ese estado se desplazó un número sin determinar de efectivos.

Mapa de los departamentos de Arauca, en Colombia, y Apure, en Venezuela, en la región fronteriza entre ambos países, donde según un informe de Human Rights Watch (HRW), grupos armados ilegales imponen su control territorial abusando de la población civil.

«Desde Apure continuamos incrementando el pie de fuerza ejecutando operaciones para combatir y expulsar a los grupos irregulares narcotraficantes terroristas colombianos, a quienes hemos dado fuertes golpes y seguiremos luchando hasta expulsarlos a todos», informó en Twitter el comandante estratégico operacional de la FANB, Remigio Ceballos.

Nuevos muertos y denuncias de abusos por parte del ejército venezolano

Si bien el ejército no ha dado más detalles sobre esta nueva movilización, varias organizaciones aseguran que se habría desplegado a la fuerza de élite de la policía, conocida como FAES, que ha sido denunciada en varias ocasiones por la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos debido a casos de ejecuciones extrajudiciales.

El pasado lunes, la organización Human Rights Watch publicó un comunicado en el que acusaba al ejército venezolano de haber ejecutado a campesinos y haber torturado, arrestado y procesado arbitrariamente a civiles en tribunales militares. La organización humanitaria cita en su informe a víctimas, testigos y líderes comunitarios.

En él se habla también de indicios de que se podrían haber puesto armas en manos de personas asesinadas para hacerlos pasar por guerrilleros, algo que venía siendo denunciado por algunos desplazados desde el inicio de esta crisis.

Entretanto, el pasado lunes, la FANB confirmó la muerte de más soldados en las operaciones llevadas a cabo en Apure, si bien no informó el número exacto de víctimas en combate. Estas bajas se suman a las ocho ya confirmadas el pasado 5 de abril, cuando reportaron también la muerte de nueve “terroristas”.

Desplazados venezolanos cruzan en botes desde La Victoria, en Venezuela, hasta Arauquita, Jebrail Mosquera Contreras

Según los militares, estos nuevos combates habrían comenzado el jueves y habrían «infligido un importante número de bajas» entre sus rivales, «logrando la destrucción de instalaciones temporales que pretendían usar para sus actividades delictivas». Por el momento no han aportado más datos.

La oposición venezolana pidió este martes a la ONU que envíe una misión al estado Apure, petición que extendió a otras entidades internacionales. Además, instaron al Gobierno a «la implementación de una política de Estado fronteriza para que los conciudadanos se sientan seguros en su territorio» y no se vean forzados a migrar a la vecina Colombia.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.