Enfrentamiento entre generales en el estado apure se debe a secuestrado Francisco Alvarado, hermano del ex gobernador de Arauca.

Militares y dirigentes de Apure aseguran que el enfrentamiento entre generales se originó cuando en Arauca, ciudad colombiana, en frontera con Venezuela por el estado Apure, fue secuestrado Francisco Alvarado, hermano del ex gobernador de Arauca Ricardo Alvarado Bestene, quien reveló que su hermano había sido amenazado, desde hacía tiempo, por las disidencias de las FARC (Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia).

El hecho ocurrió el 2 de julio, a las 2:30 de la tarde, cuando Francisco iba llegando a su casa y es interceptado por tres vehículos con hombres armados. Media hora después la camioneta en la que se lo llevaron apareció, en la vereda Barrancones, a orilla del río Arauca, por lo que las autoridades colombianas sospecharon que lo habían pasado a territorio venezolano e indican que fue llevado a la población de El Amparo, Apure.

Se ha mencionado al cuñado de un oficial del Ejército como involucrado en el secuestro de Alvarado; él es un ganadero de la zona, que desde hace años está estrechamente relacionado con la guerrilla colombiana, específicamente con las FARC.

El Gaula (Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal ) de la Policía dijo, poco después, que Alvarado está en manos de alias Ferley, integrante de la estructura décima de las Disidencias de las Farc, según aseguró el general colombiano Fernando Murillo.

El caso es que la familia Alvarado negoció su liberación, “con personas que serían funcionarios de la Guardia Nacional, incluso un coronel del GAERS, al mando de un oficial, que han manejado varios secuestros en Apure.

El problema es que la familia del secuestrado pagó y ahora no aparece el dinero y por supuesto la familia se niega a pagar nuevamente porque no hay garantía alguna de que lo vayan a liberar”.

Un hecho relevante es que por la desaparición del dinero del secuestro está detenido, desde hace días, en el Sebin Apure un muchacho conocido de la zona a quien llaman el Gordo Tovar, quien ha estado muy relacionado con el grupo del general Nieto Patiño y con el General Corona Preciado. Aún Tovar no ha sido presentado en los tribunales, violando la Ley.

“Muchos de esos oficiales que llegan a Apure, se conectan con los grupos irregulares, con sus organizaciones y con el rentable negocio que surge del contrabando, venta de armas, alimentos, secuestro y trata de personas. Es un negocio que da demasiado dinero, aunado a lo que da el contrabando de narcóticos”, revela un funcionario que habita en San Fernando de Apure.

Coinciden varios oficiales en señalar que diariamente entran, a varios estados del país, camiones de mercancía colombiana, desde confites, víveres, útiles personales. “Todo es enviado por el general Corona Preciado”.

El asesinato

El general Negrín Alvarado, quien pertenecía a la II promoción Batalla de Mosquitero 1993, era el Segundo Comandante y Jefe de Estado Mayor de la ZODI Zulia, desde hace menos de dos meses, luego que por la resolución 37334 del 21 de agosto 2020, sale del cargo de Comandante del Grupo de Acciones de Comando.

Un amigo del general relata que “a Sergio siempre le gustaron las cosas buenas y caras; él decía que era por ser hijo de españoles. Su casa era impresionante y siempre le gustaron los buenos carros”.

Al general Negrín y a su chofer los asesinan en un hecho que aún no está nada claro. Quién sabe si algún día se sabrá. El nombramiento de Negrín apenas se resuelve el 11 de octubre. El 13 en la madrugada toma la carretera para llegar a recibir su nuevo cargo en Apure.

Las minutas preliminares dicen que se consiguió obstáculos en la vía, unos sujetos lo interceptan en la autopista Cimarrón Andresote, a la altura del sector Alpargatón, municipio Juan José Mora de Carabobo, que está en los límites entre ese estado y Yaracuy. “El vehículo no tiene ningún impacto de bala”, señala un compañero de Negrín.

En un reporte, cargado de gran cantidad de errores, y que supuestamente realizó el GB Wolmar Guevara Sotillo, Comandante del comando de Zona 40 de la GNB en Yaracuy, relata que a las 3:30 de la madrugada aproximadamente “pasó por La Raya, que es mi última Unidad adscrita al CZGNB 40. Los efectivos militares de servicio lo alertaron para que estuvieran pendientes ante las acciones de los delincuentes de esa zona ya que colocan obstáculo y barricadas para sorprender a sus víctimas”.

“Al llegar al sitio se dieron cuenta de que tenían sometido un camión cava y el conductor de Negrín echó marcha atrás, pero fue impactado por un disparo de escopeta y perdió el control de la camioneta Hilux encunetándose a la orilla de la autopista.

Los delincuentes abordaron el vehículo averiado e hicieron disparos en contra de Negrín y su conductor”.

En horas de la tarde, algunos periodistas de sucesos dijeron que tres jóvenes involucrados en el asesinato del general y el sargento, murieron en un enfrentamiento; las fotos corren por las redes sociales, sin que una fuente oficial certifique que en realidad son los autores materiales de lo ocurrido.

En esa autopista, donde ocurrió el asesinato de los dos militares, en diciembre 2018, murieron los peloteros José Castillo y Luis Valbuena, al volcarse cuando encontraron obstáculos en la vía. Muchos intentaron comparar los hechos, pero la diferencia con el general Negrín es que era un oficial armado y con entrenamiento militar de Comando.

Recordemos que fue el entonces Comandante General (GNB) Richard López Vargas, quien hizo entrega del estandarte del Grupo de Acciones de Comando de la GNB (GAC) a Sergio Negrín Alvarado cuando era coronel, como nuevo comandante de esta unidad de fuerzas especiales.

Ahí recibió la barra hombre de fuerzas especiales del GAC, mención Comandante y la Insignia hombres de fuerzas especiales mención comandante del GAC, distinción que fue impuesta por el Comandante General de este componente.

Un alto oficial revela que Negrín llegó al grupo de Acciones de Comando por recomendación del general Néstor Reverol.

“Tenía problemas porque le quitaron un comando en el estado Monagas, lo colocan en la Academia militar de la Guardia Nacional Bolivariana y de allí lo mandan al grupo de Acciones de Comando en Macarao sin ser comando, solo para justificar cómo ascenderlo a general y después de ascenderlo lo dejaron ahí y nunca le dieron otro cargo de comando, como sí ocurrió con otros compañeros”.

Muchos oficiales se preguntan si detrás del asesinato del general no hay algo más complicado que la agresión de piratas de carretera.

“Fíjate que el General de División Javier Rodríguez Albo, que era el Inspector General de la GNB y, quien también comandó Apure, salió cambiado en la resolución del 11 de octubre. Y al GD Hernán Enrique Hómez Machado lo pasan del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) para la Inspectoría General”.

Aunque Negrín era el segundo comandante de la ZODI Zulia, “el cargo que iba a recibir era mejor, porque el que le dieron en agosto era solo relleno, pues en esos cargos del sistema defensivo territorial lo que vale es el primero.

En Apure iba a ser el jefe de Comando. Y al que era Director de Servicios Internos de la GNB, que fue comandante de la Zodi Guárico, lo mandaron a comandar el Conas”.

“Entre los oficiales de fuerzas especiales hay muchas preguntas sobre ese asesinato, porque pareciera que a Negrín lo estaban esperando en la vía, lo matan y se van, como si el objetivo no era robarlos, solo matarlos”.

Los asesinos del general y el sargento no robaron ni la computadora portátil, ni los morrales, ni siquiera la carga que llevaban en la camioneta y cubierta por una lona; ni siquiera les pareció atractivo el vehículo.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.