La guerrilla del ELN no cumplió a cabalidad con el cese el fuego

 El Eln decretó un cese el fuego durante el mes de abril, acogiéndose al llamado de la ONU y de la Iglesia a cesar los conflictos en el mundo durante la pandemia, ya que las poblaciones en medio de la guerra debían escoger entre el confinamiento para preservar su vida o el desplazamiento a causa de las confrontaciones armadas.

Pese a que la guerrilla dijo que solo realizaría durante el mes pasado acciones defensivas para preservar a su tropa del ataque “enemigo”, la Fundación Ideas para la Paz (FIP), el Instituto Catalán Internacional para Paz (ICIP) e Indepaz realizaron informes de las afectaciones a la población civil durante el cese el fuego y hallaron que este no fue cumplido a cabalidad por la insurgencia.

Es de destacar que este cese el fuego no contó con un mecanismo de monitoreo oficial y que las organizaciones realizaron sus informes basándose en información de fuentes secundarias.

Entre el 1 y 29 de abril, la Base de Acciones del Conflicto de la FIP reportó diez acciones en las que se vio envuelto el Eln, que corresponden a cuatro desplazamientos, dos enfrentamientos, dos amenazas, un incidente con mina antipersonal y una acción de propaganda. “Los desplazamientos son el resultado de los enfrentamientos entre el Eln contra las Disidencias de las Farc en Nariño y contra las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también denominadas Clan del Golfo, en Chocó. Las acciones se han concentrado en las zonas rurales de Nariño (5), Chocó (3), Norte de Santander (1) y Antioquia (1)”, dice el informe de ese centro de pensamiento.

Por su parte, Indepaz reportó durante el mismo mes 14 acciones de la guerrilla:

– 1° de abril: amenazas en Frontino (Antioquia).

– 2 de abril: combates en Ábrego (Norte de Santander), artefacto explosivo en Cumbitara (Nariño) y amenazas y restricción a la movilidad en Samaniego (Nariño)

– 3 de abril: amenazas y restricción a la movilidad en San Pablo (Bolívar)

– 4 de abril: artefacto explosivo en Ábrego (Norte de Santander) y amenazas y restricción a la movilidad en Saravena (Arauca).

– 5 de abril: homicidio en persona protegida en Bolívar (Cauca).

– 7 de abril: combates en Bojayá (Chocó).

– 17 de abril: combates en Argelia (Cauca).

– 20 de abril: artefacto explosivo en Anorí (Antioquia).

– 25 de abril: artefacto explosivo en San Calixto (Norte de Santander).

– 27 de abril: homicidio en persona protegida en Bolívar (Cauca) y combates en El Tambo (Cauca).

El Centro de Recursos para Análisis del Conflicto, que también monitoreo el cese el fuego, reportó una reducción significativa en als acciones ofensivas del Eln durante el mes de abril. “El alivio en términos humanitarios es muy importante, son más de 40 días en los cuales las comunidades no están sometidas a hechos activos de violencia. Claro que no ha desaparecido la amenaza de este grupo que ejerce el terrorismo, que recluta, que instala minas, que secuestra; pero el hecho que no se den acciones intencionales representa un alivio enorme para muchas comunidades”, afirmó Jorge Restrepo, director del Cerac.

Al respecto, el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, señaló que “ellos decidieron ese cese de forma unilateral, pero eso sí, devolvieron ni un secuestrado, ni un niño reclutado y tampoco nos indicaron donde están instaladas las minas anti persona que están causando confinamiento. Ellos tienen una posición como si fueran el estado, no señor, ellos no tienen ningún estatus de reconocimiento”.

La guerrilla levantó el cese el fuego desde el 1° de mayo, aunque uno de sus voceros “Pablo Beltrán” aseguró, desde Cuba, que van a realizar acciones defensivas más que ofensivas.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.