Excluyen de Justicia y Paz a exguerrillero señalado de matar a diez militares en Arauca

La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá excluyó de la ley de Justicia y Paz a Carlos Uriel Quintero Agudelo, alias Nixon o el Iguano, señalado de participar en una emboscada el 22 de octubre de 2011 contra varios uniformados del batallón de ingenieros Navas del Ejército Nacional. Quintero Agudelo pertenecía al Frente 10 de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y la Fiscalía lo investigó por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, hurto calificado y utilización de medios ilícitos de guerra.

El ente investigador manifestó que Quintero Agudelo, luego de que el 15 de junio de 2016 quedara en libertad por vencimiento de términos, no ha querido asistir a las audiencias en el marco de la Ley 975 de 2005 (Ley de Justicia y Paz). La Fiscalía solicitó la exclusión argumentando que el exguerrillero fue citado varias veces para que rindiera su versión, sin embargo, nunca compareció, por lo que defraudó “su deber de contribuir a la construcción de la verdad y el esclarecimiento de los hechos en los que participó durante y con ocasión a la pertenencia al grupo guerrillero de las Farc”.

Por su parte, la abogada del exguerrillero pidió que no fuera excluido de Justicia y Paz. La jurista dijo que intentó contactarlo en reiteradas oportunidades, pero no fue posible. No obstante, consideró que esto no puede tomarse como una actitud evasiva o una renuncia a la ley por parte de Quintero Agudelo, “porque una cosa es adelantar actividades para notificar a una persona y otra, muy distinta, es que la persona una vez notificada no comparezca a la citación efectuada”.

Al estudiar la petición, la Sala de Justicia y Paz, por ponencia del magistrado Eduardo Castellanos Roso –detenido en las últimas horas por presuntamente recibir sobornos– determinó que Quintero Agudelo debía estar pendiente a las citaciones de la Fiscalía, pero como no lo hizo, el proceso “no puede quedar estancado indefinidamente, esperando a que el postulado en cualquier momento decida rendir su versión libre (…). Debe inferirse razonablemente que Quintero Agudelo ha declinado tácitamente de su deseo de continuar con el proceso en Justicia y Paz”.

A pesar de que el magistrado aseguró que la Fiscalía hizo el deber por ubicarlo, también era obligación que Quintero Agudelo cumpliera con informar los cambios de residencia o haber entregado información para ubicarlo. “No existe justificación alguna que amerite mantener a Carlos Uriel Quintero Agudelo dentro del marco jurídico especial de Justicia y Paz, dado que del comportamiento asumido por este se infiere su total renuencia a continuar con el proceso que voluntariamente pidió se iniciara en esta jurisdicción”.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.