Pueblo Araucano da el último adiós a Policía asesinado

Con una solemne ceremonia, propia de un héroe que ha ofrendado su vida al servicio de la comunidad, fue despedido el cuerpo de Carlos Darío Nieves, patrullero de la Policía Nacional asesinado el pasado 3 de julio en su casa de habitación del barrio Fundadores.

La banda marcial de la institución policial rindió homenaje y calle de honor al féretro y al cortejo fúnebre, mientras ingresaba hacia las 3:00 de la tarde, a la Catedral Santa Bárbara de Arauca, dónde lo esperaban numerosos araucanos para darle el último adiós.

Entre los asistentes se encontraba el gobernador Ricardo Alvarado Bestene, varios miembros de los gabinetes tanto Departamental como municipal, el Comandante  encargado de la Regional 5 de la Policía Nacional, el Brigadier General Miguel Antonio Vázquez Prado, al igual que el Comandante del Departamento de Policía Arauca Giovanny Buitrago Beltrán,  junto a varios miembros de las diferentes unidades y especialidades de la Institución.

Fue una ceremonia bastante emotiva,  presidida por el Presbítero Yamid Moreno, Vicario de la Parroquia Santa Teresita, quien brindó en su homilía unas bellas palabras de consuelo a familiares y amigos del patrullero asesinado. El Sacerdote habló del valor de la vida, pero también de la importancia de la fe en la resurrección, donde todos gozaremos de la presencia de Dios.

Finalizando los ritos eucarísticos, el Comandante de la Regional 5 de Policía, ofreció palabras de agradecimiento a los asistentes, de consuelo a los familiares y de rechazo a los violentos; visiblemente conmocionado por la pérdida vil de esta vida, a manos de la violencia, donde se deja una esposa viuda y dos hijos huérfanos.

Se refirió al patrullero Carlos Darío Nieves como un héroe, como un hombre que salvó muchas vidas durante su servicio profesional; agradeció a todos su presencia: “Gracias araucanos porque ustedes despiden a sus héroes, porque ustedes son de la institucionalidad y no del crimen,  no del terrorismo, no del mal…“ fueron algunas de las frases dichas por el alto oficial, quien culminó su intervención pidiendo despedir a Carlos Darío, como se despiden a los héroes: “con un aplauso entregándoselo a Dios en gratitud“.

A la salida del templo, decenas de personas que no pudieron ingresar, aguardaban junto con la caravana que acompañaría el cuerpo hasta su última morada en el cementerio municipal de Arauca; varias patrullas de la institución con cintas moradas en señal de duelo y con sus sirenas encendidas, siguieron el cortejo fúnebre.

Ayer el pueblo se manifestó; ayer el pueblo demostró que no es indiferente ni impasible ante la injusticia;  pero sobre todo, ayer el pueblo araucano demostró que le duelen sus muertos y que acompañan a esas familias que tienen que perder un hijo, un hermano, un esposo, un padre, todo por esta violencia sin sentido que unos cuantos desadaptados quieren implementar.

 

Noticia tomada de la voz del cinaruco.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.