lunes, junio 17, 2024
InicioGeneralesAsesinado a piedra en La Gabarra

Asesinado a piedra en La Gabarra

Con un trapo para secar sus interminables lágrimas llegó ayer a las puertas de Medicina Legal la madre de Luis Antonio Marcelos Carbonell, asesinado, al parecer, a piedra en área rural de corregimiento de La Gabarra, municipio de Tibú.

Con todos los tropiezos económicos, ella viajó desde el estado Mérida en Venezuela y cruzó la frontera para encontrarse con su hijo de una manera que nunca pasó por su mente: envuelto entre una bolsa. 

Hacia las 10:00 de la mañana, el cuerpo fue ingresado por una funeraria local a la morgue, donde la mujer estalló en llanto y desesperación al observar la llegada del cadáver. Otro hijo y el padrastro de Luis Antonio tuvieron que sostenerla y sentarla en un andén, mientras pasaba el peor momento de su vida.

Marcelos Carbonell, natural de Sucre, fue hallado el pasado domingo en el sector Mata de Mango, a 500 metros de la entrada de La Gabarra, en la vía que viene del casco urbano de Tibú.

Según su madre, debido a  la crisis económica que atraviesan en el país vecino, ambos llegaron en busca de trabajo a La Gabarra, pero solo Luis Antonio consiguió un empleo en una finca. Entonces, ella se devolvió para Venezuela.

“Mi hijo iba a cumplir dos meses de haber llegado a La Gabarra. Él tenía una niña que apenas cumple 9 meses y quería trabajar para sacarla adelante. Él se la pasaba todo el día en una mula en la finca, donde le pagaban a $35.000 el día”, señaló la madre.

El crimen

De acuerdo a la información que han podido recolectar los familiares, Luis Antonio, de 26 años, estuvo la noche del pasado sábado en el corregimiento depositando un dinero para enviarle a su pareja en la localidad El Piñal, municipio Fernández Feo del estado Táchira.

“Mi hijo estaba con mi sobrino y él nos dijo que Luis Antonio terminó de hacer la transacción  y se encontró con unos amigos. Entonces, mi sobrino no lo esperó y se fue a dormir y mi hijo nunca llegó. Desde allí, no sabemos qué pasó”, relató la madre.

Para agrandar su dolor, el reporte que les fue entregado señala que a Luis Antonio “lo cogieron a golpes y le dañaron la nariz y la boca. Nos dicen que a piedra”.

El sobrino de la mujer fue precisamente quien el pasado domingo la llamó para alertarla de lo ocurrido, pero hasta el momento -asegura- no le ha dado la cara. “Para saber qué sucedió en realidad me tocará ir a La Gabarra”, agregó la dolorida madre.

Hasta el lunes, la Policía en Norte de Santander no había entregado información al respecto.

NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Recientes