Feminicidios y violencia contra la mujer no dan tregua, advierte el Defensor del Pueblo

Nunca serán suficientes los esfuerzos para evitar y prevenir la violencia contra las mujeres. Por eso, la Defensoría del Pueblo suscribe el Pacto Nacional para la Eliminación de las Violencias Contra las Mujeres y las Niñas, una iniciativa que cobra más importancia al saber que feminicidios y tentativas de feminicidios no dan tregua y tienden a aumentar.

Así lo destacó este viernes el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, marcada por un preocupando aumento de casos feminicidios, ya que a través de las Duplas de Género, durante 2021 la Defensoría del Pueblo atendió 73 casos de feminicidios y entre enero y octubre de 2022 fueron atendidos otros 69.

Según reporta la Defensoría Delegada para los Derechos de las Mujeres y Asuntos de Género, entre 2019 y octubre de 2022 la Defensoría del Pueblo ha atendido 478 casos de tentativa de feminicidio y 346 de feminicidio. Los departamentos donde se concentra el mayor número de atenciones por feminicidios son Córdoba (49 casos); Cundinamarca (38); Putumayo (38); Magdalena (24); Meta (19), Atlántico (15); Valle del Cauca (15) y Chocó (14).

El Pacto Nacional para la Eliminación de las Violencias Contra las Mujeres y las Niñas fue convocado por la Primera Dama de la Nación, Verónica Alcocer, y la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, en coordinación con todas las entidades de Gobierno y de la Rama Judicial y busca cumplir a cabalidad con el compromiso de garantizar y propender por una vida libre de violencias contra todas las mujeres y niñas del territorio colombiano.

La Defensoría del Pueblo ha insistido en la necesidad de fortalecer la formación de servidores públicos y contratistas del Estado, con el fin de generar garantías en la prevención, protección, atención de las mujeres víctimas de violencia, con enfoque de género.

Por lo tanto, es fundamental romper con el silencio que rodea este tipo de violencia, mediante el fomento de acciones de sensibilización; mejorar la respuesta interinstitucional a través de la coordinación entre las autoridades del orden nacional con competencias inmediatas y, por último, perfeccionar la asistencia, ayuda y protección que se brinda a las mujeres víctimas de violencia basada en género.

“Desde la Defensoría del Pueblo se ha reiterado un llamado a todas las entidades del orden nacional y territorial para intensificar el nivel de asistencia y protección de los menores hijos e hijas de las mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas o ex parejas, así como en mejorar la calidad de vida de las mujeres víctimas, ampliando la posibilidad de salir de la dependencia económica, mediante la formación técnica y tecnológica y formación complementaria para las mujeres rurales”, concluyó Carlos Camargo.

Altas cifras de violencia

La Defensoría del Pueblo recordó que, desde 2019 se atendieron 18.680 casos de violencias basadas en género contra mujeres y personas con orientación sexual e identidad de género diversas, de las cuales, el 76% corresponde a mujeres y el 24% a personas con orientación sexual e identidad de género diversas (OSIGD).

El tipo de violencia que predomina es la violencia psicológica, con 11.322 casos; seguida de la física, con 7.204; la económica, con 4.410; la sexual, con 3.161, y la patrimonial, con 2.990.

Respecto a los presuntos agresores, en la mayoría de los casos se volvió a identificar que son las parejas, las exparejas, familiares y, por último, personas desconocidas. En muchos casos, las mujeres no cuentan con herramientas necesarias, como la formación técnica o de oficios, ni el fortalecimiento económico, ya sea para acceder a actividades laborales o a emprendimientos, lo que las lleva a depender económicamente de su agresor para el sustento básico de su familia, sometiéndolas a un continuo de violencia que hace escalamiento a la forma más extrema de violencia que pueden padecer, como lo es el feminicidio o su tentativa.

Y se definió que los departamentos donde se concentra el mayor número de atenciones por violencia basada en género son Valle del Cauca, con 2.065 casos; Norte de Santander, con 1.329; Bolívar, con 1.327; Cauca, con 1.053; Chocó, con 971; Cundinamarca, con 949; Putumayo, con 803; Bogotá, con 689; Santander, con 630, y Caquetá, con 611.

De otro lado, en articulación con la Corporación Caribe Afirmativo y la Fundación GAAT se pudo establecer que 55 mujeres transgénero perdieron su vida en diferentes circunstancias durante el 2021 y lo corrido del 2022, algunas siendo víctimas de feminicidio, otras asesinadas en contextos de crueldad y sevicia, características de la violencia por prejuicio, y otras a causa de situaciones en relación con el acceso a sus derechos. En 20 de estos casos, las mujeres no superaban la expectativa de vida de los 35 años de edad.
Para el caso de las mujeres migrantes, se encontró que no presentan denuncias, en muchos casos por miedo a la deportación, y por eso no cuentan con la oportunidad de acceder a los operadores de justicia y consecuentemente no se les brinda medidas de atención y de protección señalados en la Ley 1257 de 2008.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.