Senador Carreño: Cuando ocurrieron hechos que me adjudican ni trabajaba en Tame

Una vieja historia le trae problemas al senador electo José Vicente Carreño, lo que llevó a que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia anuncie investigación e indagatoria, pero aún no hay ni fecha para la diligencia.

«Tengo la tranquilidad de conciencia», respondió el actual representante a la Cámara por Arauca, quien explicó que se trata de una confusión.

La Corte indicó a través de Twitter que la investigación es por hechos ocurridos hace casi 20 años. Sin embargo, Carreño precisó que en la denuncia de un caso de presunta desaparición forzada, «se habla de un Cabo Carreño por hechos que ocurrieron en 2002» y él conoció el municipio de Tame en el año 2004.

«En el año 2002 me encontraba en el municipio de Arauca y no pertenecía a la estación de Policía de Tame», dijo.

Recordemos que Carreño es jubilado de la Policía Nacional, figura que lo llevó a ser conocido en diferentes regiones del país y por ello logró el apoyo decidido de la reserva para su campaña a las elecciones al senado en las cuales salió electo el pasado 13 de marzo con el número 17 por el partido Centro Democrático.

En su defensa también destacó que se posesionó y desempeñó como congresista y no tuvo inconvenientes porque no hay sanciones en su contra.

El senador electo no adjudicó responsabilidad a nadie en particular por los señalamientos, pero comentó que «a algunos les incomoda que una persona que jamás se ha sentado con grupos armados al margen de la ley llegue a un puesto tan importante en el senado de la República, y también a algún enemigo gratis que se pueda tener en temas políticos»

«Son temas bochornosos y mentirosos que entristecen a la familia, pero no obedecen a la verdad», expresó.

El congresista afirmó que buscan manchar su nombre «pero se equivocaron la fecha y no les coincide». En el departamento de Arauca para la fecha había cinco compañeros suyos con el mismo apellido que eran subintendentes y los ciudadanos los llamaban cabo.

Lamentó que un hermano suyo haya sido enjuiciado varios años atrás por otros hechos y tiene un parecido físico a él, sin embargo, resaltó que ya pagó por lo que se le acusó y además «no hay delito de sangre», es decir, no lo pueden procesar simplemente por ser familiar de alguien que afrontó un proceso judicial.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.