En frontera lamentan despedir el 2021 sin la reactivación comercial

La economía formal de frontera sigue paralizada, pese a que el pasado 3 de septiembre, en la reunión que sostuvieron autoridades de ambas naciones, Colombia y Venezuela, apuntaba a que el paso de las primeras gandolas de carga pesada se daría antes del restablecimiento del tránsito peatonal por los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander.

Eso no pasó. Los contenedores, que representaban un obstáculo para el paso de vehículos por el tramo binacional, fueron retirados el 4 de octubre por San Antonio y 4 días después por el puente de Ureña. La intención, de acuerdo con lo anunciado por parte de Venezuela, era que la circulación de gandolas de carga pesada empezara por Pedro María Ureña.

Del lado venezolano, se dijo que todo estaba listo para arrancar con el transporte. Sin embargo, la esperada reunión entre el Seniat y la Dian no se ha dado en la zona, y estaría provocando la dilación en el inicio del paso del transporte. En Colombia, trascendió, no se ha dado el visto bueno.

Frente a este escenario, se adelantó la reactivación del paso peatonal, un punto que no estaba de primero en la agenda que tenían las autoridades competentes en Venezuela, pero que le ha devuelto cierto dinamismo a los tramos internacionales, con la circulación de ciudadanos que arriban a la frontera para ir a Colombia y regresar, en horas de la tarde o noche, a sus ciudades de origen.

Recientemente, el comité de trabajadores del sector aduanero, tanto de San Antonio del Táchira como de Ureña, manifestó su inconformidad por el retraso que se ha registrado en el puente para el paso de las gandolas, razón por la que instaron a las autoridades colombianas a desarrollar las reuniones que aún quedan pendientes, para que “nos reactivemos”.

La idea de que haya una pronta respuesta por parte de los que mantienen el paso solo para los peatones, también es respaldada por los integrantes del sector productivo de frontera, lado venezolano, quienes no han perdido la fe y creen en la recuperación de espacios que permitan trabajar de la mano con las autoridades locales, regionales y nacionales.

Aduaneros, comerciantes, miembros del transporte y de todos los que están involucrados en este nicho laboral, subrayaron la necesidad de volver al terreno laboral con miles de empleos que se generarían y beneficiarían a una buena porción de la población que hace vida en frontera.

En torno a la pandemia, dejaron claro que, desde varios meses a atrás, se hallan preparados para aplicar las medidas de bioseguridad que hagan falta para evitar contagios relacionados con la covid-19.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.