Fiscalía acusa al Gran Llanerazo y a otras 6 personas, de hechos delictivos relacionados con accionar del Clan del Golfo

Se complica situación jurídica del Gran Llanerazo Otoniel Castañeda, del folclorista César Tovar Santos, “Piporro” de Maní, de Rafael Liévano propietario de la finca La Española en Aguazul y otras cuatro personas capturadas, entre ellos, Javier Vergara, Sebastián Galindo e Ismael Roldán. Los detenidos, enfrentan cargos por concierto para delinquir, homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes. Ayer en la tarde iniciaron las audiencias de legalización de captura.

Fuentes extraoficiales indican que los 7 capturados, serían presuntos integrantes del grupo narcoparamilitar Clan del Golfo, y cumplirían diversos roles al interior de la organización en Casanare. Como en el otrora grupo paramilitar de «martín llanos», uno sería el comando sicarial, otro dirigía las extorsiones, otro, el de las relaciones políticas, otro, manejaba el tráfico de alucinógenos como la marihuana y el clorhidrato de cocaína.

Al parecer los capturados habrían tenido participación en los asesinatos de matarifes y un finquero en Maní, en septiembre de este año, donde cada uno según sus funciones, realizaba inteligencia, cumplía con extorsionar, realizar el cobro del ilícito o asesinar. Al parecer, el Clan del Golfo, pretendía evidenciar que le estaba suministrando seguridad a los ganaderos, controlando el abigeato, pero para ello cometía todos esos delitos.

Las capturas fueron coordinadas por la Fiscalía EDA de Villavicencio, la Sijin y Sipol, con previas órdenes judiciales. Por ahora continúan las audiencias de legalización de la captura, en el Juzgado Promiscuo Municipal de Villanueva.

Participe, haga pública su opinión sobre esta noticia

Comentarios, este espacio es reservado del usuario. News Radio Arauca no se hace responsable por las opiniones que aquí se presenten.