jueves, mayo 23, 2024
InicioAraucaMujeres embarazadas son humilladas en el hospital San Vicente de Arauca

Mujeres embarazadas son humilladas en el hospital San Vicente de Arauca

La denuncia por la muerte de un bebé en el hospital San Vicente de Arauca, ante la aparente falta de atención oportuna, ha generado indignación en la comunidad araucana.

Frente a esto han surgido otros testimonios del maltrato que reciben las parturientas y lo que sería la negligencia que impera en el centro de salud.
Al respecto, conversamos con una madre que presenció la inadecuada conducta de algunos trabajadores del hospital. Ella agradece la atención y que en su caso el personal fue menos agresivo, sin embargo, contó los desplantes y agresiones verbales que sufren quienes llegan al recinto hospitalario.
Ocurrió un día de la primera semana de diciembre de 2018. «Éramos como siete mujeres, cuatro eran venezolanas. Estaban dos enfermeras, una joven y otra señora. Todas las pacientes ya a punto de dar a luz y no las atendían, cuando nos respondían era con insultos. El doctor supuestamente estaba pasando revista y apareció cuando ya, al menos, una bebé había nacido», relató la mujer.
Varias estaban desde la madrugada, pero llegaron las 7 de la mañana y seguían sin que las atendieran. Como varias de las féminas eran muy humildes y no tenían los insumos básicos para el parto les decían que no pretendieran que les iban regalar en el hospital, que no se presentaran sin lo requerido. Usaban palabras despectivas y reiteradamente las mandaban a aguantar el dolor.
Más allá de la escalada verbal, como el médico no apareció los partos los atendían las dos enfermeras solas, quienes se peleaban entre ellas, por los nervios, e incluso no sabían cómo maniobrar en determinadas ocasiones.
A la hora de la comida en el caso de las venezolanas les recriminaban que a ellas les daban de comer aparte, porque por ser extranjeras tenían trato diferenciado.
Una de las madres no tenía ni un pañal y otra de las presentes le regaló uno. Por este hecho los insultos se hicieron presentes. Ser pobre parecía ser un pecado. El trato verbal fue bastante hostil, detalla la mujer, quien los dos días que estuvo internada le sirvieron de gran experiencia y lamenta haber conocido un trato distinto al de miles de profesionales de la salud en el país.
Espera que estas humillaciones no se repitan y que alguna autoridad se digne, al menos, a darle una charla de relaciones humanas a todo el personal, para que el mensaje llegue a los insensibles.
Otro caso
Una joven venezolana, residente de la capital departamental, narró otra historia que se debe investigar por todos los entes que corresponda.
A principios del mes de noviembre de 2018, fue a dar luz a su hijo prematuro. En el hospital la mandaron a regresar a Venezuela, porque le aseguraron que no podían garantizarle atención por ser un neonato que nacería antes de tiempo.
Debido a la conducta denunciada cabe la pregunta, ¿será cierto que en esa fecha no se contaba con los equipos o no quisieron brindarle atención?
No es sólo un problema económico el que atraviesa el hospital San Vicente de la ciudad de Arauca, también es de gerencia y humanidad.
NOTICIAS RELACIONADAS
- Advertisment -

Recientes